Lucha por la libertad política en cárceles de Palestina y Colombia

Image may contain: one or more people and text

“La libertad y dignidad son derechos universales que deben ser vigentes a todos los pueblos del mundo. Los palestinos no somos una excepción”
Marwan Barghouti, preso palestino.

El 17 de abril es el Día Internacional de las Luchas Campesinas en memoria de los 19 integrantes del Movimiento Sin Tierra masacrados en 1996 en El dorado dos Carjas al Norte de Brasil. En Palestina ese día, además, conmemoramos la lucha de los prisioneros y prisioneras desde 1974.

Fue en esta fecha que hace pocos días 1500 presos políticos palestinos iniciaron una huelga de hambre llamada “Libertad y Dignidad”. Con ella quieren, como método pacífico y legal, presionar por el mejoramiento de sus condiciones de detención y protestar contra la “detención administrativa”. Esta última exigencia resulta fundamental ya que a través de esa práctica el Estado de Israel ha detenido a miles de palestinas y palestinos, incluyendo niños, y los mantienen privados de la libertad durante años sin que haya ninguna acusación ni presentación de cargos formales ante un tribunal.

No automatic alt text available.

Pocos días después comenzó otra huelga de hambre de prisioneros pero a muchos kilómetros de distancia de Palestina. Esta vez por detenidos políticos en el Centro Penitenciario de la Picota en Bogotá, Colombia, quienes exigen también mínimos de dignidad en la detención y rechazan los altos niveles de hacinamiento, la reducción drástica en la ración de alimentos y la falta de atención médica.

Puede pensarse que se trata de hechos aislados, sin ningún tipo de relación. Sin embargo, podemos aprovechar la “casualidad” para evidenciar que en las historias de Palestina y Colombia existen varios elementos en común: la forma e instrumentos que se usan para ejercer la opresión, los mecanismos utilizados para el despojo y el aniquilamiento de pueblos enteros, así como en la permanente resistencia de sus pueblos ante esta situación.

Las cárceles son utilizadas de forma inhumana contra los movimientos sociales. En Palestina para garantizar la ocupación militar israelí y en Colombia para perpetuar el despojo y la desigualdad. Se han convertido para ambos Estados en una de las herramientas más usadas contra luchadoras y luchadores sociales. Por medio de ellas se busca silenciar y acabar los procesos de organización social de ambos países.

Cabe recordar cómo hace poco se arrestó a líderes y lideresas del Congreso de los Pueblos y en una de las audiencias la fiscalía argumentó que una de las personas debía ser juzgada por que organizaba marchas y hablaba de cambio social. Teniendo en cuenta que en Colombia tales acciones no son delito, la detención de esta persona no tiene fundamento.

Pero claro, este no es un fenómeno único de estos países. Las cárceles en el mundo no buscan la resocialización o reintegración de la personas detenidas -tal y como se pregona- sino que funcionan políticamente para anular al que no se alinea con lo establecido y se atreve a cuestionarlo. El encarcelamiento tiene la intención de eliminar parcial o totalmente la humanidad de la persona. Esto se logra mediante la imposición de condiciones de reclusión que deterioran físicamente y por ello no extraña el que no se ofrezca ningún tipo de mínimos de dignidad. La coincidencia de estas huelgas de hambre nos hace recordar que nuestras historias y realidades son compartidas: vivimos en sociedades que no respetan la libertad de protesta y crítica a lo establecido. Al final el Estado se impone ante el ser humano.

Las huelgas de hambre son ejercicios de resistencia y por ello es importante no sólo visibilizarlas sino también apoyarlas y acompañarlas de forma activa desde los distintos sectores sociales y populares. Los que se atreven a poner en riesgo su vida con estas protestas no lo hacen solo por su bienestar: están defendiendo el derecho que todas las personas debemos tener a la libertad de expresión, organización y protesta. La lucha de las prisioneras es entonces también la lucha por el ejercicio de nuestra libertad.

2 mayo 2017. BDS Colombia

No automatic alt text available.

El primero de mayo en Bogotá no olvidamos la huelga de hambre.
Anuncios

Semana contra el apartheid israelí 2017

La Semana Contra el Apartheid Israelí hace parte de los esfuerzos internacionales de movimientos civiles, instituciones y universidades en las principales ciudades del mundo, que tiene como objetivo crear conciencia sobre las políticas de apartheid y los proyectos colonialistas Israelíes sobre el pueblo palestino.

Martes 28, 16:00-18:00: Plantón contra los asentamientos israelíes en Palestina. Lugar: Embajada israelí. DIRECCIÓN NUEVA: Av. Calle 26 No. 57-41 Ed. T7 T8. Transmilenio CAN.

Miércoles 29 de 14:00 a 16:00: Cátedra Palestina UPN: Historia General de Palestina, identidad, memoria, sociedad y conflicto palestino israelí. Lugar: Centro Cultural Gabriel Betancourt Cra. 15 #73-88

Jueves 30 de 21:00 a 3:00: Concierto contra el apartheid. Presentación musical de las bandas African Soul, Sonido Sudaka y Suakata. Lugar: Latino Power. Cl. 58 no. 13-88.

Viernes 31 de 14:00 a 17:00, Panel militarización de la vida
en Palestina y Colombia. Ponentes: Maren Mantovani (coordinadora de relaciones internacionales de StopTheWall.org), Victor De Currea-Lugo,Colectiva La TULPA, Misión Diplomática de Palestina – Colombia y BDS Colombia. Lugar: Codema Cra. 19 #40-57.

Este evento obedece a que, hace más de 50 años, Palestina está bajo un sistema complejo de opresión y discriminación por parte del Estado de Israel. Desde 2005, a partir del llamado de 170 organizaciones de la sociedad civil palestina, se impulsa un movimiento global que sigue el ejemplo exitoso de la Sudáfrica de Mandela para abolir el apartheid y la discriminación.

Se basa en acciones pacíficas que buscan el boicot, la desinversión y las sanciones, BDS, a empresas e instituciones representantes de Israel en el mundo, así como a empresas extranjeras que prestan servicios a Israel. BDS Colombia conforma este movimiento internacional a favor de los derechos humanos de la población palestina.

BDS es un movimiento impulsado por la sociedad civil y está dirigido a la sociedad civil, no tiene ninguna afiliación política ni religiosa y por principio es no violento.

¡Te esperamos!

Embajada de Israel censura al movimiento BDS Colombia en las redes sociales.

El pasado 1 de marzo la campaña en Colombia de Boicot, Desinversiones y Sanciones por Palestina fue informada por facebook la eliminación de uno de los contenidos de nuestra página, ya que habíamos violado los derechos de autor en una de las publicaciones. Al revisar la denuncia, notamos que se había hecho desde un correo electrónico @israel.org, página que redirecciona al Ministerio de Relaciones Exteriores de Israel. Quien denuncia afirma que era su foto y que no había permitido su utilización, así que fácilmente deducimos que desde la embajada de Israel en Colombia se ha provocado la censura en facebook de nuestra información.

No era una publicación cualquiera, sino una en la que denunciamos la forma en que Israel busca utilizar a los artistas colombianos para ocultar su régimen de apartheid. En días atrás habían regalado un viaje todo pago a varias artistas colombianas, dirigiéndoles solo a ver lo que el gobierno de ese país encuentra conveniente y ocultándoles la realidad del apartheid contra los palestinos. La publicación llegó a tener un impacto tal que fue una de las más compartidas en nuestras redes sociales, razón que significó una alerta ya que el Estado israelí se dio cuenta que nuestras denuncias tenían impacto.

Aunque somos conscientes que más que una derrota este hecho evidencia que nuestro trabajo está surtiendo efecto en la difusión de la realidad palestina en medio del apartheid, aun así consideramos que esta muestra de censura debe ser rechazada contundentemente por la sociedad colombiana, ya que construye un referente equivocado: el evadir el debate con la negación.

Instamos a las organizaciones sociales y políticas en Colombia a manifestar su rechazo a este tipo de censura y a solidarizarse con la causa del pueblo palestino, que hoy día se materializa con la campaña de Boicot, Desinversión y Sanciones lanzada desde el 2005 por más de 170 organizaciones de la sociedad civil de esa nación.

Así mismo, hacemos un llamado al Estado de Israel a que, en vez de estar negando la realidad mediante la censura, cumpla con las obligaciones que el derecho internacional le demanda y acabe con la segregación que mantiene contra el pueblo palestino.

Movimiento Boicot Desinversiones y Sanciones. BDS Colombia.

 

 

 

Carta de Colombia para Palestina – رسالة من كولومبيا الى فلسطين

Carta del Coordinador Nacional Agrario de Colombia para la Unión de Comités de Trabajadores Agrícolas de Palestina

Video por Diccionario de la Mirada

 

 

Semana de Acción Internacional BDS: Del 25 de noviembre al 3 de diciembre ¡Protesta contra HP!

El International Boycott HP Network está haciendo un llamado para realizar una Semana de Acción Internacional en protesta contra la empresa HP que se beneficia económicamente de la ocupación y la prisión.

¡Marquen sus calendarios! El International Boycott HP Network y el Comité Nacional BDS Palestino están haciendo un llamado para realizar una semana de acción internacional contra HP por su cooperación en la ocupación ilegal de Israel sobre tierra palestina. La semana de acción se realizará entre el 25 de noviembre y el 3 de diciembre, que incluye el Día de Solidaridad con el Pueblo Palestino de la ONU celebrado el 29 de noviembre.

En Palestina, las empresas Hewlett Packard proveen servicios de imagen digital para los checkpoints (puntos de control) y los sistemas de tarjetas de identidad en función del Apartheid de Israel; permite que Israel bloquee horriblemente la Franja de Gaza; provee servicios a los asentamientos ilegales israelíes; y controla a personas recibiendo beneficio económico en cárceles israelíes donde la tortura es una práctica sistemática. Mientras que declaran sostener valores de responsabilidad social, las empresas HP son conocidas por estar involucradas en prácticas opresivas en todo el mundo, tales como proveer tecnología para permitir deportaciones, encarcelamientos masivos y confinamiento en solitario en Estados Unidos.

Desde el Reino Unido hasta Malasia, de Estados Unidos a Italia, y de Alemania a Palestina, grupos de ciudadanos alrededor del mundo están organizando campañas y acciones para exigir que HP se haga responsable, ¡y también lo puedes hacer tú!

¡Hay muchas formas en que tu grupo puede participar en la Semana de Acción HP! Estas son 10 opciones…

(Contacte a BDS Colombia para participar en nuestra acción el 24 de noviembre, o para coordinar acciones en Colombia)

1. Lancen una campaña para que los productos HP sean retirados de una tienda local.

2. Si la tienda se rehúsa, levanten pancartas y panfletos afuera de la tienda para aumentar la presión y educar a los consumidores sobre HP y Palestina. O repartan panfletos en una calle llena de gente en la temporada de compras. Junten firmas locales para la petición a boicotear HP que publicaremos dentro de poco.

3. Organicen un checkpoint simulado, ¡o hagan una acción repentina (flashmob) de boicot a HP!

4. Salgan a cantar canciones de navidad – con líricas de boicot a HP.

5. Organicen una charla informativa para dar a conocer las razones de porque HP es un objetivo importante.

6. Solicítenle a un centro comunitario o iglesia que se comprometan a estar libres de HP.

7. Sean creativos y peguen calcomanías de Boicot HP en lugares estratégicos.

8. Organicen una fiesta de medios sociales; hagan un bloqueo cultural (culture-jamming) contra HP con sus amigos en twitter. O regístrense acá para unirse a un equipo de medios sociales para twittear/publicar información durante la semana.

9. Organicen una acción afuera de una de las oficinas de HP o una conferencia de la industria tecnológica.

10. Comiencen a organizar una campaña contra HP con su municipalidad, en el campus universitario o parroquia.

Ahora es un excelente momento para comenzar a ubicar donde están las sucursales que venden productos HP y también investigar cuales son las instituciones gubernamentales, universitarias o religiosas que tienen relaciones comerciales con HP, tales como compras o inversiones.Juntos debemos demostrarles a las empresas HP de que es momento de cumplir con los principios que declaran. El International Boycott HP Network está juntando sus recursos para llevar a cabo algunas de estas acciones. No olviden también mirar las últimas grabaciones de conferencias online: ¿Por qué HP es un Gran Objetivo? y Creando Campañas de Boicot a HP Efectivas.

¡Regístrense hoy para conectarse a los recursos para la Semana de Acción de Boicot a HP!

¡No olviden compartir y confirmar la invitación en Facebook!

Fuente: Global BDS Week of Action: Protest HP Nov 25 – Dec 3!

Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org.

Fuente: International Boycott HP Network / Traducción: Palestinalibre.org

Escritores desde Palestina piden a Panamericana terminar contrato con G4S

13 sep CI.- Con una carta dirigida a la librería y papelería Panamericana, la Unión General de Escritores Palestinos manifestó la necesidad de cancelar los contratos que la famosa librería colombiana tiene con la empresa de seguridad G4S. El conjunto de violaciones a los derechos humanos y el derecho internacional, realizado por Israel contra el Estado de Palestina, en complicidad con G4S, ahora compromete a Panamericana.

Carta abierta a Panamericana

Llama nuestra atención que Panamericana, la cadena de librerías más grande de Colombia, actualmente contrata los servicios de G4S, la empresa de seguridad privada más grande del mundo. Dado que G4S, a través de su filial israelí, está intrincadamente involucrada en las violaciones de los derechos humanos y el derecho internacional cometidas por Israel, la Unión General de Escritores Palestinos solicita a Panamericana cancelar sus contratos con G4S.

G4S brinda servicios al sistema penitenciario de Israel, donde los presos políticos palestinos y niños presos son sometidos regularmente a tortura y maltrato. G4S también proporciona equipos y servicios a los controles militares israelíes y a asentamientos ilegales en el territorio palestino ocupado.

Muchos presos políticos palestinos están actualmente iniciando una huelga de hambre para protestar por las injusticias, sentencias arbitrarias y humillaciones diarias cometidas por Israel. Las declaraciones emitidas por los presos llaman específicamente a la intensificación de la campaña, ya impactante, contra G4S.

En 2012, el entonces Relator Especial de la ONU de la situación de los derechos humanos en el territorio palestino ocupado, el profesor Richard Falk, llamó a boicotear a G4S y a otras multinacionales que “se están beneficiando del sistema de los asentamientos israelíes”.

La sociedad civil palestina ha llamado a boicotear a G4S y ha hecho campaña con éxito, logrando que G4S haya perdido contratos de millones de dólares con sindicatos, bancos, organizaciones benéficas, iglesias, universidades, agencias de la ONU y diferentes organismos públicos. En Colombia, hace unos meses, Crepes y Waffles también puso fin a un contrato con G4S después de la presión de BDS. Ahora es el momento de Panamericana.

La Unión General de Escritores Palestinos, como parte del Comité Nacional Palestino de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), la coalición más grande de la sociedad civil palestina que lidera el movimiento global de BDS por la libertad, la justicia y la igualdad palestina, acoge con gusto los llamados de organizaciones de la sociedad civil colombiana dirigidos a Panamericana para que finalice sus contratos con G4S.

BDS es una manera no violenta de presionar a Israel a respetar el derecho internacional y los derechos humanos de las palestinas y los palestinos. Inspirado en los esfuerzos de solidaridad internacional que ayudaron a los y las sudafricanos a acabar con el apartheid en la década de los años noventa, las y los palestinos están hoy pidiendo al mundo que les ayuden a lograr sus derechos bajo el derecho internacional, en particular nuestro derecho inalienable a la autodeterminación.

Algunos de los autores de los libros que están en las repisas de Panamericana, como John Berger, Arundhati Roy, Angela Davis, Naomi Klein, Junot Díaz, junto con muchos otros escritores y artistas de todo el mundo, apoyan el llamado palestino al BDS. Ellos creen, como nosotros, que hay que poner fin a cualquier complicidad con las violaciones de los derechos humanos cometidas por Israel, y esto incluye la contratación con empresas que se lucran de tales violaciones, como lo hace G4S.

Fuera del mercado israelí, G4S está implicada en numerosas violaciones de los derechos humanos y de los derechos laborales en todo el mundo, que incluye asegurar el muro de la frontera entre Estados Unidos y México, criminalizando y deportando a inmigrantes, y ejecutando prácticas abusivas y negligentes en centros de detención en Reino Unido, Estados Unidos, Sudáfrica y Australia.

Esperamos que Panamericana decida posicionarse al lado de los derechos humanos y la justicia, y no colaborar con una empresa que se lucra de violaciones contra pueblos de todo el mundo.

No contratar con G4S es un deber ético para cualquiera que crea que un mundo más justo y pacífico. ¡Le instamos a cancelar sus contratos con G4S!

Respetuosamente,

Unión General de Escritores Palestinos

Video: La solidaridad con Palestina llega a la papelería Panamericana

IMG_0729

3 sep CI.- El pasado 30 de agosto, el colectivo Boicot Desinversiones y Sanciones -BDS Colombia- hizo una acción teatral directa frente a la librería y papelería Panamericana. Allí, en pleno centro de Bogotá, la actividad artística tuvo el objetivo de invitar a las personas para firmar una petición que logre eliminar el contrato que tiene esta papelería con la empresa de seguridad G4S; una petición que reclama a la solidaridad desde las empresas para la defensa de los derechos humanos.

Campaña internacional

La campaña contra G4S y sus contratos en Colombia, hace parte de una estrategia global contra esta empresa que fue promovida por el movimiento BDS en 2012 cuando hubo una huelga de hambre histórica dentro de las cárceles israelíes por los presos palestinos, víctimas del apartheid y la violación sistemática de los derechos humanos.

El sistema carcelario en Israel mantiene a miles de palestinos privados de la libertad sin ningún tipo de proceso judicial o llamado de detención administrativa. Entre ellos hay cientos de niños encarcelados y procesados en el sistema penal militar, la mayoría por el delito de tirar una piedra. En este modelo penitenciario, la empresa G4S presta los bienes y servicios.

G4S en Colombia

En 2014 la campaña BDS en Colombia respondió a este llamado del comité nacional de hacer una campaña contra G4S y encontraron muchos negocios de diferentes escalas que tienen contratos con G4S, entre ellos: la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales -DIAN-, la Óptica Alemana, Surtiaves de la 22, Claro, Banco Pichincha, Panamericana, Deprisa, RCN, Bogotá Beer Company, Banco Caja Social, Totto, Ferricentro, Mc. Donalds, Havana Casino y Crepes & Waffles.

Para entonces, la campaña dirigió cartas a estas empresas donde contó que hace G4S en Palestina y les pidió que dejaran de contratar con esta empresa. Ninguna empresa respondió en aquel momento por lo cual se decidió aumentar la presión.

Victoria en Crepes & Waffles

En 2015, BDS eligió a la cadena de restaurantes Crepes & Waffles para una campaña más intensa, ya que ese establecimiento comercial se destaca por su política de responsabilidad social empresarial y. era probable que no quisiera tener una empresa de seguridad cómplice en las violaciones de derechos humanos.

A través de una petición online y plantones frente los diferentes locales de Crepes & Waffles, donde los clientes mismos entregaron las peticiones a las administradoras del local, lograron un diálogo con los gerentes de la empresa.

Crepes & Waffles dijo a BDS Colombia que dejaría de contratar con la empresa G4S. Según la administración las razones son ajenas a las presiones, argumentaron “necesidades empresariales” que no tenían nada que ver con la campaña de BDS, no obstante, se ve como una victoria para el pueblo palestino.

Librería y papelería Panamericana

Al igual que en el caso anterior, lograr que Panamericana cancele su contrato con G4S, evidenciará su papel protagónico con el progreso de Colombia; en este caso particular, para la defensa de los derechos humanos. Una respuesta coherente a su misión y visión empresarial.

Ver el artículo original en el portal de noticias Colombia Informa