Archive for 24 marzo 2016

¿Por qué ratificar el TLC Colombia-Israel es un error social y humanitario?

Infografia TLC

 

Empresa de seguridad G4S anuncia planes de retirarse de Israel, pero el boicot continúa

  • G4S ha perdido contratos por millones de dólares en más de una docena de países a raíz de las campañas de BDS denunciando su rol en las prisiones, colonias y puestos de control israelíes
  • La campaña contra G4S sigue siendo de “alta prioridad para el BDS” hasta que la venta concluya
  • El BDS continúa apoyando el boicot a G4S por su rol en el encarcelamiento masivo en el mundo

La mayor compañía de seguridad del mundo, la británica G4S, ha respondido a cuatro años de campaña global del movimiento BDS en protesta por su participación en las violaciones de los derechos humanos palestinos por parte de Israel, anunciando ayer que venderá su filial israelí en los próximos “12 a 14 meses”.

Al analizar la decisión, el Financial Times informó que G4S estaba “retirándose de actividades perjudiciales para su reputación”.

Desde 2010, G4S ha perdido contratos por millones de dólares en muchos países, debido a la presión del movimiento BDS para que ponga fin a su complicidad en las prisiones israelíes donde las y los palestinos son torturados y mantenidos sin cargos ni juicio, así como en los puestos de control, en las colonias y en un centro de entrenamiento policial. Entre los clientes que la empresa perdió hay compañías privadas, universidades, sindicatos y organismos de la ONU.

En 2014, la Fundación Bill Gates retiró inversiones en G4S por valor de 170 millones de dólares, tras las protestas frente a sus oficinas en Seattle, Londres y Johannesburgo.

Recientemente, la sede de UNICEF en Jordania y una importante cadena de restaurantes de Colombia se convirtieron en los últimos clientes de alto perfil en cancelar sus contratos con G4S debido a las campañas de BDS.

“Al igual que durante el pico del boicot internacional al apartheid en Sudáfrica, la presión del BDS está haciendo que algunas de las más grandes corporaciones del mundo entiendan que lucrar con el apartheid y el colonialismo israelíes es malo para los negocios”, dijo Mahmud Nawajaa, vocero del Comité Nacional de BDS palestino, la más amplia coalición de la sociedad civil palestina, que lidera el movimiento de BDS.

“Los administradores de fondos de inversión están reconociendo cada vez más que su responsabilidad fiduciaria les obliga a retirar sus inversiones de los bancos israelíes y de compañías que están implicadas en las graves violaciones de derechos humanos cometidas por Israel, como G4S y HP, debido al alto riesgo que conlleva. Estamos empezando a notar un efecto dominó”, agregó.

Las multinacionales francesas Veolia y Orange, y la mayor compañía irlandesa: CRH, se han retirado del mercado israelí en los últimos meses, fundamentalmente como resultado de las campañas de BDS.

En enero, la Iglesia Metodista Unida puso a cinco bancos israelíes en una “lista negra” debido a su complicidad con las violaciones de derechos humanos, incluyendo la financiación de las colonias israelíes ilegales.

La abogada palestina Sahar Francis, directora de la Asociación de derechos humanos y apoyo a prisioneros, Addameer, comentó: “Esta última noticia sobre G4S es bienvenida, pero no tiene ningún efecto inmediato en la situación de quienes hoy están sufriendo graves violaciones de sus derechos humanos dentro de las prisiones israelíes”.

“En momentos en que Israel está intensificando su campaña de encarcelamiento masivo como forma de reprimir a la sociedad palestina, G4S debería terminar inmediatamente su participación en el infame sistema de prisiones israelí, así como en la seguridad de los puestos de control y las colonias ilegales”.

Nawajaa dijo: “Estamos agradecidos hacia todas las y los esforzados activistas de base de todo el mundo que están trabajando en solidaridad con el pueblo palestino para alcanzar la libertad, la justicia y la igualdad. Pero G4S es famosa por romper las promesas de poner fin a su complicidad con los crímenes israelíes”.

“El boicot a G4S seguirá siendo una de las principales prioridades del movimiento BDS hasta que veamos que la compañía se retira efectiva y totalmente del régimen de ocupación, colonialismo y apartheid israelí”.

G4S también tiene un largo y documentado historial de participación en abusos contra los derechos humanos y los derechos laborales en otras partes del mundo, especialmente en las prisiones y centros de detención de migrantes que la compañía ha administrado en Estados Unidos, el Reino Unido y Sudáfrica.

Nawajaa comenta: “También celebramos la noticia de que G4S está liquidando sus negocios en la operación de centros de detención juveniles en Estados Unidos y en el Reino Unido, ya que ambos lugares han sido palco de campañas contra G4S por sus prácticas abusivas y por formar parte de sistemas de encarcelamiento profundamente racistas”.

“De Estados Unidos a Palestina, de Sudáfrica al Reino Unido, G4S está fuertemente involucrada en proyectos de encarcelamiento masivo y racista. Seguimos comprometidos a trabajar de cerca con nuestros aliados para hacer que G4S rinda cuentas por su complicidad en las violaciones de derechos humanos”.

Nawajaa agregó: “Al no poder detener el impresionante crecimiento del BDS en reclamo de libertad y justicia, Israel está tratando desesperadamente de ensuciar y deslegitimar nuestro movimiento no violento. Esto incluye impulsar leyes anti-democráticas en Europa y EE.UU., dirigidas a silenciar la disidencia y a suprimir nuestra libertad de expresión”.

“Creemos firmemente que nuestro enfoque ético y nuestra causa justa prevalecerán, como muestra este reciente anuncio de G4S.”

En septiembre de 2015, el gigante corporativo francés Veolia vendió todos sus negocios en Israel. Esto fue el resultado directo de una campaña de siete años contra su participación en proyectos de infraestructura para las colonias ilegales israelíes, que le costó a la empresa más de 20 mil millones de dólares en licitaciones y contratos perdidos.

Recientemente un destacado empresario israelí residente en Francia dijo a los medios israelíes que la creciente fuerza del movimiento BDS implica que ahora muchas de las principales compañías europeas evitan invertir en Israel.

Según un informe de la ONU, en 2014 la inversión extranjera directa en Israel cayó un 46% en comparación con 2013, debido en parte al impresionante aumento del impacto del BDS, según afirmó uno de los autores del informe.

PRINCIPALES HITOS DE LA CAMPAÑA CONTRA G4S

En 2013 G4S anunció que para 2015 terminaría su involucramiento en las colonias ilegales, en los puestos de control  y en una cárcel israelí, pero no implementó la retirada. En 2014 anunció que “no tenía intención de renovar” su contrato con el Servicio de Prisiones de Israel cuando el mismo terminara en 2017, pero todavía hay que implementar la decisión.

Febrero 2016: Una importante cadena de restaurantes en Colombia ha decidido terminar un contrato con G4S luego de una campaña de BDS de más un año en el país

Marzo 2016: UNICEF en Jordania termina su contrato con G4S tras una campaña BDS.

Noviembre 2015: El partido Laborista del Reino Unido vota terminar el contrato con G4S para la seguridad de su conferencia.

Abril 2015: Más de 20 empresas en Sudáfrica terminan sus contratos con G4S, haciéndole perder a la compañía más de 500.000 dólares.

Noviembre 2014: La municipalidad del condado de Durham, en Carolina del Norte (EE.UU.), termina su contrato con G4S tras una campaña de activistas locales de Voces Judías por la Paz.

Mayo 2014: La Fundación Bill Gates terminó su participación en G4S,  en valor de 170 millones de dólares, tras una campaña internacional que incluyó una petición lanzada por 100 organizaciones de todo el mundo y manifestaciones ante las oficinas de la Fundación Gates en Johannesburgo, Londres y Seattle. La Iglesia Metodista Unida de EE.UU. también retira todas sus inversiones en G4S (de su fondo de inversión de 20.000 millones de dólares).

Enero 2014: El gremio estudiantil de la Universidad de Kent (en el sureste de Inglaterra) vota por terminar su contrato con G4S, tras una enérgica protesta por su complicidad con los abusos de derechos humanos en Palestina. Más tarde otros gremios estudiantiles en el Reino Unido votan para tomar medidas similares. Las universidades de Southampton y King’s College London deciden no renovar sus contratos con G4S debido a la presión estudiantil.

Diciembre 2012: Como resultado de una intensa campaña estudiantil, la Universidad de Oslo anuncia que terminará su contrato con G4S, afirmando que no desea “apoyar compañías que operan en un terreno ético gris”. Más tarde las universidades de Bergen (Noruega) y Helsinki (Finlandia) anuncian medidas similares.

Abril 2012: En la víspera de una histórica huelga de hambre de más de 2000 presos políticos palestinos, 13 organizaciones palestinas de derechos humanos y apoyo a los prisioneros lanzan una campaña para hacer rendir cuentas a G4S por el rol que desempeña en mantener el sistema israelí de prisiones, donde prevalece la tortura.

Ver la cronología completa en inglés: http://bdsmovement.net/g4s-timeline

Ver aquí una actualización en inglés dsobre la continuación del contrato de G4S para el entrenamiento policial.