No queremos carreteras en Colombia que promuevan el apartheid en Palestina

Mujeres hombres y niños en la ciudad palestina de Hebron tratan de sobrellevar a diario la ocupación que el ejército israelí mantiene sobre su territorio pero no es tan sencillo. En uno de sus intentos por desplazarse a través de una calle, uno de los palestinos se encuentra con dos jóvenes militares israelíes e intenta saber por qué no puede transitar por esa vía. La soldado,  aunque lleva un fusil, que no le es suficiente para cubrir su inseguridad, le responde: ¿Eres árabe? y él responde: sí, soy árabe. Ella mirándole a los ojos le aclara: Solo judíos transitan acá; por qué? porque el capitán lo decidió. A los pocos minutos, efectivamente pasa una mujer que vive cerca, ella vive en una colonia que la ONU hace años ha condenado como ilegal, y ella si puede pasar, para ella se hizo esta división bajo la excusa de la seguridad.

Sistema de segregados Carreteras de Israel en los Territorios Palestinos Ocupados

Vías segregadas en Israel; hecho por Visualizing Palestine.

 

¡¡¡Prohibido, prohibido!!! Es lo que les dicen a muchos de ellos no solo en estas sino en varias calles donde se ha segregado el paso solamente para los judíos israelíes, y no es una política de militares aislados, sino una estrategia del gobierno de Israel para promover que más colonos puedan construir en tierra palestina arrebatada a sus justos propietarios. La vivienda de estos colonos sería imposible si no fuera por empresas constructoras de casas e infraestructura que materializan esta ilegalidad. Una de estas empresas encargadas de garantizar la ocupación del territorio palestino es  la empresa Shikun y Binui, quien se ha aliado con la empresa colombiana Grodco para participar en la construcción y gestión de carreteras en Colombia.

Esta empresa es un gran consorcio en el que muchas de sus subsidiarias están involucradas en varios proyectos de construcción en la Cisjordania palestina, por ejemplo: Solel Boneh construyó proyectos de vivienda en las colonias ilegales de Homat Shmuel (Har Homa), Ariel, Imanuel y Modi’in Illit. En este último lugar mantiene una fábrica para producción de materiales de construcción. Otra de las subsidiarias llamada Desarrollo de Bienes Raíces en Vivienda y Construcción (Shikun Ovdim) ha construido proyectos de vivienda en la colonia ilegal de Modi’in Illit y en la parte de Jerusalem que pertenece a Palestina.

Por esta razón en varios países del mundo se ha iniciado una campaña de presión para que esta compañía cumpla con el derecho internacional y no sirva más para la expansión de las colonias ilegales israelíes en Palestina. Como resultado de esta campaña en el 2012  el Fondo de Pensiones Estatales de Noruega decidió desinvertir su dinero de esta compañía ya que “La construcción de dichas colonias en los territorios ocupados representa una violación a la Cuarta Convención de Ginebra que protege a los civiles en tiempo de ocupación militar. La desinversión se basa en una evaluación del futuro riesgo al que la compañía contribuirá de serias violaciones a los derechos individuales de los civiles”. Este no fue el único caso, también en Nueva Zelanda y Dinamarca en los últimos años han habido desinversiones de esta empresa por las mismas razones.

Por ello es que vemos con profunda preocupación que esta empresa se esté posicionando en el negocio de la infraestructura en Colombia: en el 2014 se ganó la adjudicación del proyecto perimetral de Cundinamarca, que es la construcción de una carretera entre Sopó y Cáqueza que servirá para que el transporte pesado que viene desde el norte de Bogotá evite la ciudad para salir hacia el sur sin pasar por la urbe.  Según las mismas palabras de la empresa, el proyecto fue el “primero en el cual la compañía está involucrada… posee el 37,5% del consorcio ganado y tiene la posibilidad de incrementar su participación al 75%… la empresa planea tener similares participaciones tanto en la construcción como en el desarrollo del proyecto”.

Justamente la participación en nuevos concursos de concesiones no se ha hecho esperar: en julio del 2014 se anunció que su propuesta en la licitación de la “Autopista de Interconexión del Pacífico 3” había sido superada por otra empresa, y en el pasado mes de abril del 2015 se ha anunciado que era una de las empresas que participaba para la concesión de una nueva vía, esta vez, la que une a Yopal con Villavicencio.

Por estas razones, es que hacemos un llamado a que los colombianos y colombianas le pidamos al gobierno del país que deje de favorecer la ilegalidad en Israel, ya que concediéndole estas adjudicaciones le dan el suficiente capital para que siga desarrollando sus negocios en las colonias ilegales en el territorio palestino.

No podemos hacer carreteras en Colombia a costa de favorecer el régimen de apartheid en Palestina. Cada vez que se abre una vía en Colombia por parte de Shikun y Binui,  en Palestina puede estarse cerrando una vía para palestinos. No más complicidad con la ocupación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: