Niñas y niños palestinos presos sufren tortura sistemática en cárceles israelíes

RAMALA, 19 de enero de 2015 (WAFA) –  Una abogada del Comité por los Detenidos y Ex-detenidos (Detainees and Ex-detainees Affairs Committee) informó que las niñas y niños palestinos presos en cárceles de Israel sufren tortura física durante su detención e interrogatorio, así como durante su encarcelamiento.

La abogada, Hiba Masalha, tras una visita a niñas y niños presos en las cárceles israelíes Hasharon y Majdo, brindó testimonios de varios de ellos que contaron haber sido objeto de torturas y maltrato físico durante su detención, encarcelamiento y proceso de interrogatorio.

Al informar sobre uno de los casos, la abogada comentó que el preso Rami Barakat de 17 años, proveniente de Jerusalén, declaró que recibió golpes en la cabeza y el cuello por parte de varios soldados israelíes durante su detención hace casi tres meses, cuando fuerzas israelíes allanaron de manera violenta su casa. Barakat recordó el momento en el que los soldados lo ataron de manos y pies y lo introdujeron en un jeep militar, donde lo pisaron con sus botas.

En un caso parecido, Hamza Shaloudi, de 15 años y residente de al-Issayiyeh, declaró que fue gravemente golpeado por soldados israelíes durante su detención a finales del 2014. Dijo que los soldados lo golpearon en la cara y la espalda con las culatas de sus rifles, y lo agredieron con sus manos y con botas pesadas en todo el cuerpo. Dijo que también se vio obligado a desnudarse y someterse a una requisa en la cárcel de Hasharon.

En cuanto a Hamdi Khashaneh, de 17 años, los niños presos declararon que fue brutalmente golpeado por los soldados durante su detención; los soldados lo golpearon con las culatas de sus rifles en la cabeza, en las orejas y en todo su cuerpo, causándole la pérdida de la audición durante varios días. Igualmente se vio sometido, en múltiples ocasiones, a desnudarse y a ser requisado.

La abogada afirmó que un gran número de niñas y niños presos se ven sometidos a diario a malos tratos y torturas de este estilo. Ella pidió una intervención internacional urgente para poner fin a las medidas israelíes contra los presos y llevar ante la justicia a los responsables.

“A finales de enero del 2014, se informó que un total de 183 niñas y niños palestinos fueron judicializados ​y encarcelados en el sistema judicial israelí, un aumento del 18,8% durante el mes. Esta cifra incluye veinte niños y niñas entre los 14 y 15 años”, afirmó el Middle East Monitor en una nota de prensa.

En la cárcel Hasharom (arriba), G4S brinda apoyo clave para el funcionamiento de la cárcel.

 
Asimismo, informó que el 75% de las niñas y niños palestinos encarcelados en cárceles israelíes en Cisjordania ocupada fueron agredidos físicamente durante su interrogatorio y encarcelamiento.

Un estudio realizado por Defensa de Niñas y Niños Internacional (DNI) en los territorios palestinos ocupados demostró que las niñas y niños palestinos en las cárceles israelíes están siendo sometidos a tortura,  privación del sueño y sus ojos son vendados reiteradamente.

DNI informó que “En el 21,4% de los casos, el ejército, la policía y los agentes de seguridad israelíes mantuvieron a los niños y niñas en aislamiento durante un promedio de 10 días para interrogarlos”.

“A pesar de la denuncia y la conciencia internacional del maltrato generalizado y sistemático a las niñas y niños presos palestinos a manos del Estado de Israel, no se han tomado medidas prácticas con el fin de frenar dichas violaciones”, sostuvo Ayed Abu Eqtaish, director del Programa de Rendición de Cuentas de DNI-Palestina. “La comunidad internacional debe exigir justicia y una rendición de cuentas.”

Israel es el único Estado que automática y sistemáticamente judicializa a niños y niñas en tribunales militares que carecen de normas básicas del debido proceso.

Alrededor de 500 a 700 niñas y niños palestinos, algunos de tan sólo 12 años, son detenidos, encarcelados y judicializados cada año en el sistema de detención militar israelí. La mayoría acusados de tirar piedras. En cambio, ningún niño o niña israelí entra en contacto con el sistema de justicia militar”, dijo DNI.

En el 96% de los casos documentados por DNI-Palestina en el 2013, las niñas y niños fueron interrogados sin ningún acompañamiento y pocas veces se les informó de sus derechos, en particular su derecho a no autoinculparse.

DNI declaró que “Las técnicas de interrogatorio son generalmente mental y físicamente coercitivas, y con frecuencia incluyen una mezcla de intimidación, amenazas y violencia física con el claro objetivo de obtener una confesión. En más de uno de cada cinco de los 2.013 casos, los niños y niñas firmaron declaraciones en hebreo, un idioma que no entienden”.

DNI informó que “la detención militar es una realidad para cientos de niñas y niños palestinos cada año, lo cual los expone a la violencia física y psicológica, interrumpe su educación, les genera problemas de salud mental, y somete a situaciones de estrés a muchas familias. Dicha situación continuó durante el 2014”.

Fuente: WAFA

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: