EL TLC COLOMBIA-ISRAEL: ¿IMPULSA LA AGRICULTURA O LA GUERRA?

El pasado 30 de septiembre fue anunciada, por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, la firma del TLC con el Estado de Israel. Las oportunidades del comercio internacional se convierten en la plataforma propicia para prometer un porvenir para el país que entra en clara contradicción con sus evidentes fines. ¿Cuáles serían los sectores verdaderamente beneficiados con este tratado?

Ante la inminente firma del Tratado de Libre Comercio entre Colombia e Israel, anunciada por el gobierno nacional como un gran logro para posicionar al país en la dinámica más novedosa del comercio internacional, es oportuno ver más allá del mensaje que la prensa oficial retransmite y ubicar cuáles son los sectores que realmente se benefician y cuáles los que una vez más son agredidos con los inequitativos acuerdos. Por esta razón desde la campaña Boicot, Desinversión y Sanciones al Estado de Israel – sección Colombia, hemos preparado este artículo que muestra otra cara de lo que hay detrás del Tratado y que da cuenta de las otras cifras que nos ocultan.

Con bombos y platillos, el lunes 30 de septiembre pasado, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo anunció la firma del Tratado de Libre Comercio (TLC), como una gran oportunidad para la agricultura colombiana. Pero documentos públicos elaborados conjuntamente por los gobiernos colombiano e israelí demuestran que este TLC profundizaría aún más la relación militar entre los dos países, impulsando las importaciones de armas a Colombia sin aportar al bienestar de la mayoría del pueblo colombiano.

Importaciones de productos israelíes a Colombia: ¿más armas para un país que busca la paz?

Para saber qué clase de productos nos traería desde Israel el TLC, tenemos que saber qué se está importando actualmente. En este sentido, una serie de comunicados de prensa disponibles en la página del Ministerio de Comercio muestra que ahora se importan teléfonos (15%), radares y sus partes (10%) e hilados (5%).[i] ¿Será que el comercio actual con Israel es tan variado que el rubro principal, es decir los teléfonos, apenas alcanza el 15%?

Sin embargo, el Estudio Conjunto publicado por los gobiernos colombiano e israelí en diciembre 2011[ii] muestra otra historia; en la sección “información de comercio basada en los datos colombianos”, se precisan los “aviones y otras aeronaves” en el primer lugar de las importaciones colombianas provenientes de Israel. Dichas transacciones se hicieron por valor de USD 86,5 millones durante el 2010, el último año registrado, lo cual representó el 32,2% de las importaciones en ese año. Estos no serían aviones comerciales sino militares, como los aviones no tripulados (“drones”) y helicópteros militares producidos por el Grupo Elbit, una empresa israelí que ocupa el primer lugar en la lista de los “supercontratistas de la seguridad” en Colombia, elaborada por la Silla Vacía.[iii]

El segundo producto importado es “armas”, con el 11,9% del total. Si sumamos “partes de aviones” y “partes de armas”, estos cuatro rubros militares suman USD 133,2 millones, es decir el 48.9% del total.

Igualmente, los rubros militares son los que tendrían mayor crecimiento con el TLC; dos de los tres sectores que se proyecta que van a registrar el aumento más importante, según el estudio “SMART” realizado por el gobierno colombiano en el mismo documento, serán “aeronaves, naves espaciales y partes de las mismas” (un aumento de USD 6,9 millones) y “armas, municiones, y partes y accesorios de las mismas” (un aumento de USD 6,8 millones).[iv]

¿Vamos a exportar yuca o carbón?

Aunque el Ministerio pregona los beneficios para el agro colombiano, resulta difícil creer que Israel va a comprar una cantidad importante de productos agrícolas del otro lado del mundo. El café, que ya entra al mercado israelí sin aranceles, apenas constituyó el 2,7% de las exportaciones colombianas en el 2012,[v] lo cual representa el 0.6% de las exportaciones colombianas de este producto.[vi] Mientras que el 94,3% de las exportaciones a Israel correspondió al carbón. ¿Necesitamos un TLC que impulsa el sector minero-energético, principalmente en manos de empresas multinacionales y que tanto daño ha hecho al país?

En este mismo sentido, el Estudio Conjunto publicado por los gobiernos colombiano e israelí en diciembre de 2011 reconoce que el crecimiento de las exportaciones colombianas será “mucho menor” que el crecimiento previsto de las exportaciones israelíes. El documento proyecta “un crecimiento del 2%, equivalente a un poco más de 1 millón USD”.[vii] Es claro entonces que en lugar de “relanzar la balanza comercial entre los dos países”, esta va en realidad a desbalancearse más beneficiando a Israel de manera desigual.

Inversión, propiedad intelectual, medidas fitosanitarias…: ¡el TLC con EEUU, otra vez!

El ministro de Comercio, Sergio Díaz Granados, enfatiza que el TLC con Israel es “un Tratado de última generación, lo que quiere decir que incorpora en lo pactado disciplinas que van más allá del comercio de bienes, incluyendo también capítulos de Inversión, Servicios y Contratación Pública”.

Aunque todavía no tenemos el texto completo del acuerdo, podemos concluir que este incorporará las mismas cláusulas nocivas que se han incluido en otros TLCs firmados en recientes años. Entre ellas estarían el fortalecimiento de la “propiedad intelectual” y el consecuente aumento en los precios de los medicamentos; la posibilidad de que la fuerte industria farmacéutica israelí intente patentar seres vivos; mecanismos de solución de controversias que interpretan como barreras al libre comercio cualquier intento de garantizar estándares mínimos de protección tanto a los y las trabajadoras, como a las y los consumidores; y medidas fitosanitarias que, a su vez, actúan efectivamente como barreras que impiden el ingreso de bienes agrícolas colombianos al mercado israelí.

Más plata para la guerra en Colombia, más plata para la guerra en Palestina

La presencia de empresas israelíes de seguridad en Colombia no es nueva. En 1988 la empresa Ankal facilitó la contratación del mercenario israelí Yair Klein para entrenar grupos paramilitares, con el beneplácito del Ministerio de Defensa. Más tarde, en 2005, Israel se convirtió en el primer proveedor de armamento para el gobierno colombiano; y hoy en día, tres de las 15 firmas contratistas de la seguridad más grandes de Colombia son israelíes.

La existencia de un conflicto armado interno es una situación común entre los dos países, que podría ser considerada una tragedia humana y no solo una oportunidad para los negocios. Pero el estado de guerra permanente permite a los gobiernos de ambos países destinar un gran presupuesto para los gastos armamentísticos: tanto en Palestina como en Colombia, las armas de que se provee a las fuerzas de seguridad se usan para combatir a grupos armados, pero también se utilizan para controlar a la población y reprimir movilizaciones populares. Esto lo vimos nuevamente en el reciente paro agrario, en el que ante la insuficiencia de las llamadas “armas no letales” del ESMAD, llega el ejército respaldando a los antidisturbios con armas de fuego que descarga contra civiles desarmados. El TLC con Israel no haría sino agudizar esta dinámica.

Aunque el Ministerio de Comercio ha querido ocultarlo, sus mismos documentos confirman que las importaciones de Israel a Colombia se enfocan al sector militar, y que es el sector que con mayor facilidad va a crecer con el TLC. En un momento en que se está negociando el fin del conflicto armado con las FARC y eventualmente con el ELN, Colombia no necesita más armamentos, sobre todo armas ya “probabas sobre el terreno” contra la población civil palestina. Los gastos militares se deben redireccionar hacia la educación, la salud, el apoyo real a los campesinos y campesinas, con la consolidación y fortalecimiento de un mercado interno autónomo y la garantía de otros derechos fundamentales.

Por todas estas razones, como pueblo afectado por la oprobiosa guerra interna, la segregación, la expoliación de los recursos nacionales y la creciente militarización de nuestros campos y ciudades, y en solidaridad con el pueblo palestino, víctima de similares problemáticas propiciadas por el Estado de Israel, nos oponemos a la firma del TLC Colombia-Israel.

¡No al TLC con Israel, no más guerra para el pueblo colombiano ni para el palestino!

Campaña de Boicot a Israel en Colombia.

https://www.facebook.com/boikot.israel.39

https://twitter.com/BDSColombia

https://boicotisraelencolombia.wordpress.com/

[i] Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. “Israel buen aliado para el comercio, la inversión y la cooperación”. www.mincit.gov.co/publicaciones.php?id=6875

[ii] Gobiernos colombiano e israelí. Joint Study on the feasibility of an FTA between Colombia and Israel. Diciembre 2011. P. 7-8. www.tlc.gov.co/descargar.php?id=62447

[iii] La Silla Vacía. “Estos son los supercontratistas de la seguridad”. 10 agosto 2013. http://www.lasillavacia.com/historia/estos-son-los-supercontratistas-de-la-seguridad-45370

[iv] Joint Study on the feasibility of an FTA between Colombia and Israel. P. 21.

[v] Ibíd. P. 5, p. 22.

[vi] Según el Ministerio de Comercio, en el 2012 se exportó USD 14.364.000 de café a Israel. Según la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, en el mismo año las exportaciones totales de este producto fueron de USD 2135,26 millones. Ministerio de Comercio, Industria y Turismo. Estudio sobre el comercio con Israel. 3 de abril de 2013. P. 2. https://www.mincomercio.gov.co/descargar.php?id=57954. www.federaciondecafeteros.org/static/files/Exportaciones_valor_mensual.xls.

[vii] Ibíd. P. 22.

Anuncios

One response to this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: