Colombia-Israel una relación peligrosamente consolidada.

La relación entre Colombia e Israel se ha fundamentado principalmente en torno a lo militar, cada vez de manera más especializada y análoga. De un lado, la compra y venta de armamento, así como el entrenamiento a fuerzas regulares y paramilitares. De otro lado, convertirse en el referente militar de EEUU, cada uno en su región.

Los ministros de Defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón, y de Israel, Ehud Barak

Los años 80

 El fortalecimiento de dicha relación inicia en 1988 cuando el Estado colombiano compra a Israel 13 aviones Kfir, así como equipos y servicios militares. A cambio Israel compraría a Colombia 2.2 toneladas de carbón en un periodo de cuatro años y la posibilidad de comprar petróleo y aumentar el comercio del café.1 Este intercambio comercial y militar se ha ido afianzando con el paso de los años, hasta que en 2005 Israel se convierte en el primer proveedor de armamento para el gobierno colombiano.

 Yair Klein era un militar de los grupos especiales de asalto del ejército israelí. Un héroe de los que se ven en las películas de acción, que rescatan rehenes secuestrados por los terroristas. Luego se retira del ejército pero no del negocio de la guerra. Funda su propia compañía de seguridad privada y a finales de los años ochenta, invitado por altos mandos de las fuerzas armadas llegó a Colombia con el papel de entrenar los sicarios de Pablo Escobar y Rodríguez Gacha. Quienes sucesivamente conformaron los grupos paramilitares que han protagonizado 30 años de historia patria.

 Esta operación se realizó porque Colombia necesitaba una fuerza contra-insurgente capaz de confrontar la amenaza izquierdista. Lo mismo sucedió en el resto de América Latina, es una estrategia que respondía a la necesidad de los Estados Unidos de mantener los vecinos bajo su control.

Los paramilitares fueron entrenados por Yair Klein

Siglo XXI

Hoy el continente latinoamericano ha cambiado y experimenta caminos de soberanía y democracia que ponen en discusión la histórica hegemonía de los Estados Unidos. Una situación en la que Colombia puede llegar a jugar un nuevo papel. Así, fortalece sus fuerzas militares y se llena de bases norteamericanas, poco apreciadas por sus vecinos.

 Al igual que Israel se fortalece militarmente como aliado de Estados Unidos en el Medio Oriente, Colombia lo hace en América del Sur, gozando de esta forma de un lugar privilegiado como beneficiaria de la ayuda militar estadounidense.

 La existencia de un conflicto armado interno, es una situación común entre los dos países. La cual podría ser considerada más allá de una tragedia humana como una oportunidad para los negocios. Así, el estado de guerra permanente permite a ambos países destinar un gran presupuesto para los gastos armamentísticos, impulsando la competitividad en cuanto a economía a escala e inversión en la investigación e innovación de la industria militar nacional. Proyectándose la industria militar colombiana en el mercado mundial, al lado de USA e Israel.

 Como el mismo Ministro de Defensa colombiano, Juan Carlos Pinzón, afirmó durante la inauguración de la feria de armas Expodefensa 2012, las armas producidas en Colombia tienen la ventaja de ser experimentadas día tras día en el campo de batalla donde el pueblo colombiano se masacra mutuamente. Otra situación compartida con Israel, que experimenta sus inventos sobre el pueblo palestino de la franja de Gaza y Cisjordania.

 Surge una cuestión que a la hora de hablar de paz no debería ser ignorada, ¿estará la industria militar dispuesta a renunciar a la posición de ventaja ofrecida por la guerra?

 Mientras se da respuesta a esta pregunta, Indumil la fábrica nacional de armas implementa una exitosa estrategia de alianzas. A partir del 2010 ha conseguido la patente del célebre fusil israelí, Galil. Y hoy construye la versión mejorada del mismo, llamada Galil ACE, gozando de la exclusiva mundial.2

Un acuerdo económico de gran tamaño, considerando que el Galil es comprado por ejércitos de todo el mundo. Colombia los construye, Israel cobra sus derechos garantizados por las patentes y el mundo se mata con ellos.

Ejército israelí ocupando Palestina.

1 Ramírez León, José Luís, “La proclamación del Estado Palestino y sus implicaciones en las relaciones internacionales de Colombia”, 1989. En: http://colombiainternacional.uniandes.edu.co/view.php/36/index.php?id=36

2 Indumil Colombia, “Gestión industrial 2”, 2007 a 2011. En: https://www.indumil.gov.co/docs/editor/Rendicion%20de%20Cuentas/GESTION%20INDUSTRIAL.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: