Archive for 16 mayo 2012

Colombia e Israel “hermanados” en la violación de Derechos Humanos.

Luis Nieto Pereira

El día 16 de abril se reunieron en Bogotá los ministros de defensa de Colombia, Juan Carlos Pinzón y de Israel, Ehud Barak para “elevar su relación a un nivel estratégico para enfrentar al terrorismo y el crimen transnacional”, analizar la posibilidad de que Colombia adquiera “drones” (aviones no tripulados) de fabricación israelí, que ambos países compartan información de inteligencia y dar seguimiento a la presencia de asesores israelíes en misiones conjuntas de operaciones especiales en la lucha contra la guerrilla.

Israel y Colombia han establecido estrechas relaciones diplomáticas desde hace más de cincuenta años cuando abrieron embajadas en sus respectivos países y desde entonces han desarrollado un proceso expansivo de intercambios militares, económicos, comerciales y culturales. Una muestra de ello es que desde el año 1982 un batallón de soldados colombianos forma parte de la fuerza internacional que vigila la región del Sinaí, después del Acuerdo de Paz entre Egipto e Israel.

Las relaciones entre ambos países cada vez se estrechan más e incrementan en volumen y en áreas de actuación. El gobierno de Israel ha ofrecido más de 100 becas a profesionales colombianos, expertos israelíes colaboran estrechamente con universidades colombianas y asesoran sectores agrícolas como el banano y la floricultura, además de algunas áreas relacionadas con la educación y la sanidad. Así mismo es importante la labor en cuanto a Seminarios, como el recientemente celebrado en marzo en Barranquilla bajo el título de: “Israel, Agricultura, Innovación y Tecnología”, o el realizado en Medellín, en febrero, “Empresas de alto impacto: el caso de Israel y su relevancia para Colombia”, impartido por asesores israelíes para empresarios y miembros de las Universidades o la presentación de la Conferencia Agrícola Internacional a celebrar en Israel del 15 al 17 de mayo de este año.

Además la presencia de Israel en Colombia en el plano artístico es muy grande, así como la programación cultural colombiana tiene muy presente a artistas israelís. Muestra de ello fue la presencia del 23 al 26 de marzo de este año de la compañía israelí Inbal Pinto & Avshalom Pollak Dance Company.

En cambio la presencia colombiana en Israel es menor y la encabezan artistas como Shakira y Carlos Vives o el escultor Fernando Botero.

Ambos países están fortaleciendo sus relaciones de intercambio comercial: Israel exporta productos agroindustriales, químicos y componentes de comunicación y Colombia exporta carbón, materias primas, productos agrícolas y telenovelas.

Colombia e Israel ya han finalizado el documento que contiene los términos que regirán el proceso de negociación del Tratado de Libre Comercio entre ambos países. La última reunión tuvo lugar entre el 19 y el 23 de marzo y con ella se cerraron seis meses de negociación. Este tratado se suma al que Israel ya tiene firmado con México (2000) y Mercosur (2007).

En la entrevista entre Barak y Pinzón, este dijo: “Colombia desde hace años tiene acceso a empresas de Israel para adquirir equipos de tecnología y ello ha quedado reflejado en el aumento de la efectividad en la lucha contra organizaciones terroristas”. Así mismo aludió a la colaboración de la empresa “Israel Military Industries” que junto a la colombiana Indumil fabrican en Colombia fusiles galil. Sin embargo el Ministro Pinzón olvidó mencionar el gran apoyo de asesores israelís en la lucha contra las FARC ni el despliegue de grandes empresas de seguridad cuyos dueños son ciudadanos israelíes.

El aumento del gasto militar en Colombia supone un 15,2% y ocupa el segundo puesto a nivel latinoamericano, después de Brasil (46,4%) y por delante de Chile (10,2%) de un total de 12.468 millones de dólares en 2010. Esta cifra representó un 4,9 % de su PIB y ocurre en un país donde el 46% de su población vive en condiciones de pobreza. Por su parte Israel aumentó, en 2011, 190 millones su presupuesto de defensa, alcanzando una cifra de 15.000 millones de dólares. Esta cantidad consume un 7,3% de su Producto Nacional Bruto en un país donde un 23,6% de su población vive bajo nivel de pobreza.

Esta “hermandad” entre Colombia e Israel no es sorprendente, ya que ambos países tienen el honor de ser parte de la élite de aquellos que más vulneran los Derechos Humanos en el mundo. Así, recientemente, Colombia ha sido puesta en la “lista negra” de países que violan los Derechos Humanos según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH). Este organismo resalta la impunidad en el caso de los “falsos positivos”, las reformas que buscan fortalecer el fuero militar y la falta de avances significativos en la aplicación de la Ley de Justicia y Paz al dictarse una única sentencia firme.

A estos hechos, otros organismos suman los homicidios contra sindicalistas y miembros de organizaciones sociales y de derechos humanos, la violencia sexual contra las mujeres como una práctica sistemática y como estrategia habitual en el conflicto, el desplazamiento de la población, la existencia de numerosos grupos paramilitares, los ataques a las organizaciones y personas defensoras de los derechos humanos, la existencia de fosas comunes, las torturas, la existencia de alrededor de 9.500 presos políticos, las desapariciones o la discriminación contra la población indígena y afro.

Por otra parte, diversos organismos de derechos humanos y solidaridad como Amnistía Internacional, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU o la Red Solidaria contra la Ocupación de Palestina, cuestionan la situación de Derechos Humanos en Israel, “la única democracia de Oriente Medio” y su nivel de impunidad. La medida tomada por el Consejo de DD.HH de Naciones Unidas referida a investigar el impacto de las colonias judías en Territorio Palestino Ocupado, llevó al gobierno israelí a romper relaciones con dicho organismo en marzo de este año.

Muchos de los organismos de Derechos Humanos resaltan la situación de Apartheid que vive la población palestina producto de la Ocupación: crímenes de guerra, utilización de personas como “escudos humanos”, bloqueo de ayuda médica, torturas, detenciones arbitrarias, alrededor de 6.000 presos políticos, destrucción de viviendas y terrenos agrícolas, asentamientos de colonos, asesinatos selectivos, checkpoints, la construcción del Muro (declarado ilegal por el Tribunal Internacional de Justicia de la Haya), discriminación de la población árabe con ciudadanía israelí, política de represión y terror sobre las mujeres y los cerca 4,6 millones de refugiados que viven fundamentalmente en los países vecinos.

Los dos ministros, el colombiano y el israelí, hablaron de compartir experiencias mutuas y fortalecer su amistad en la lucha de lo que ellos llaman organizaciones terroristas, que en el caso colombiano además de las FARC y el ELN comprende a muchas organizaciones sociales y en el palestino todas aquellas que se oponen al apartheid.

Es significativo como ambos países, gracias al gran apoyo militar de EE.UU, ejercen el papel de gendarmes de la política exterior norteamericana en sus respectivas áreas de influencia. Colombia recibió en 2012, 37 millones de dólares de ayuda militar directa y 160 millones de dólares para la lucha contra el “narcotráfico” e Israel recibió 364 millones de dólares de ayuda militar.

Las cifras nos hablan más que las palabras y esta “hermandad“ entre ambos países está basada en su concepción de la política sistemática de vulneración de los Derechos Humanos que pueden ejercer con impunidad internacional gracias al apadrinamiento del gobierno norteamericano y al silencio cómplice de la Unión Europea. Es de esperar que las luchas de los pueblos colombiano y palestino, con la complicidad de la solidaridad internacional, puedan revertir este “abrazo entre violadores” y la lucha contra la impunidad y la injusticia impere en ambos países.

Originalmente publicado en:

http://www.prensarural.org/spip/spip.php?article8155

Organizaciones de Derechos Humanos y de la sociedad civil palestina hacen un llamado a la acción contra el contratista de prisiones israelíes G4S, en el día de los prisioneros palestinos(1).


Hoy, día de los prisioneros palestinos, las organizaciones de Derechos Humanos y de la sociedad civil abajo firmantes saludamos a todos los prisioneros políticos palestinos; especialmente a aquellos comprometidos en la valiente desobediencia civil a través de las huelgas de hambre, actualmente en marcha, en protesta por las violaciones a los Derechos Humanos y la ley internacional. Teniendo en cuenta que el encarcelamiento es uno de los mecanismos principales del sistema israelí de ocupación, colonialismo y Apartheid practicado contra el pueblo palestino, llamamos a la intensificación global de la campaña de boicot, desinversiones y sanciones, apuntando a corporaciones que se lucran directamente del sistema de prisiones israelí En particular, hacemos un llamado a tomar acciones y responsabilizar a G4S, la corporación multinacional de seguridad más grande del mundo, que ayuda a mantener y se lucra del sistema de prisiones israelí2, por su complicidad con las violaciones de Israel a la ley internacional.

El encarcelamiento de los palestinos hace parte de la violencia institucionalizada israelí que abarca los diferentes niveles del proceso de prisión. Los prisioneros políticos palestinos enfrentan torturas sistemáticas y malos tratos durante su arresto y detención a manos del ejercito israelí y les son negados frecuente e injustificablemente las visitas de sus familiares y abogados. Para intentar suprimir cualquier forma de desobediencia civil dentro de las prisiones, los prisioneros palestinos son castigados de manera diversa y generalizada con periodos de insolación prolongados, ataques de fuerzas especiales militares y la prohibición del acceso a la educación. En abril de 2012, hay 4.610 prisioneros palestinos cautivos en las prisiones israelíes, entre los que se incluyen 203 niños, 6 mujeres y 27 miembros del consejo legislativo palestino. Además, actualmente 322 palestinos están en detención administrativa, sin ningún cargo o juicio3.

La severa injusticia y el abuso sufrido por los prisioneros políticos palestinos ha sido razón para que varios inicien huelgas de hambre en diferentes momentos, protestando contra las duras condiciones de presidio, tortura y malos tratos, tanto como las arbitrarias detenciones administrativas por parte de Israel. Mientras que recientemente Khader Adnan (que terminó su huelga después de 66 días) y Hana Shalabi (que terminó su huelga de hambre después de 43 días) lograron acuerdos individuales, Israel y sus políticas de servicios de prisión se han mantenido inamovibles orientadas a contener las huelgas de hambre por medio de medidas punitivas y cortando el contacto con abogados y familia. Hoy, 17 de abril, se ha reportado que aproximadamente más de 1000 prisioneros políticos palestinos se han unido a una huelga de hambre pública sumándose, por lo menos, a otros 8 que ya se habían comprometido con una huelga de hambre de este tipo, incluyendo Bilal Diab y Thaer Halahel, en huelga de hambre desde el 29 de enero de 2012.

A la luz de esta creciente campaña de desobediencia civil dentro de las prisiones, demandamos la responsabilidad de todas las corporaciones que no solo permiten sino que incluso se benefician directamente de las continuas violaciones a los derechos de los prisioneros palestinos cometidas con impunidad. Hacemos un llamado a la acción para responsabilizar a G4S, la compañía británico-danesa de seguridad, cuya subsidiaria israelí firmo un contrato en 2007 con la autoridad de prisiones de Israel para proveer de sistemas de seguridad a muchas de las prisiones israelíes4. G4S provee sistemas para las prisiones de Ketziot y Megidoo que mantienen prisioneros políticos palestinos de los territorios ocupados palestinos, dentro de Israel, en contravención a la ley internacional5. Además, la compañía provee equipos para la prisión de Ofer, localizada en Cisjordania y para los centros de detención de Kisho y Moskobiyyeh, en los cuales organizaciones de Derechos Humanos han documentado sistemáticas torturas y malos tratos a prisioneros palestinos, entre los que se incluyen niños6. G4S continua proveyendo de equipos a las prisiones israelíes7.

Además, G4S está involucrada en otros aspectos del Apartheid israelí y el régimen de ocupación: ha proveído de equipamientos y servicios a los Checkpoints israelíes en Cisjordania que forman parte del trazado ilegal del muro y de bases aisladas en el territorio ocupado de Gaza. G4S además ha firmado contratos para equipamiento y servicios del comando de la policía israelí en Cisjordania y para negocios ubicados en asentamientos israelíes ilegales8. Un panel de juristas expertos concluyó que G4S puede ser responsable penalmente por sus actividades en apoyo al ilegal muro israelí y otras violaciones al Derecho Internacional9.

Nos reconfortan las noticias como el anuncio de la Unión Europea de no renovación de sus contratos para servicios de seguridad con G4S10, que se ha hecho público después de la presión de campañas de grupos por los derechos palestinos. También saludamos la decisión de la asociación de estudiantes de Edimburgo de bloquear el contrato de su universidad con G4S11. Hacemos un llamado a otras instituciones públicas y de la sociedad civil, y también a compañías privadas, a seguir con el ejemplo y terminar sus relaciones con esta compañía que actúa en servicio del Apartheid israelí y otras violaciones al Derecho internacional. Pedimos a los líderes palestinos que prohíban a G4S de participar en licitaciones públicas y privadas y pidan la estricta aplicación de la legislación del boicot en el mundo árabe contra las compañías que cooperan con el sistema de prisiones israelí.

Así mismo, resaltamos que distintos grupos de la sociedad civil alrededor del mundo se han opuesto activamente a G4S por su rol en deportaciones controvertidas y regímenes de encarcelamiento, abuso de los derechos de los trabajadores, violaciones a la Declaración Universal de los Derechos Humanos y su participación en la privatización de los servicios públicos. Trabajemos conjuntamente para exponer no solo a G4S, sino también a las políticas de encarcelamiento y a las compañías de seguridad privada como herramientas políticas para silenciar e intimidar a las comunidades a lo largo del mundo.

En medio de las huelgas de hambre y el tan difundido pacto de prisioneros en octubre, las problemáticas de los prisioneros palestinos han ganado recientemente la atención en esferas internacionales. Sin embargo, a pesar de esta creciente atención y las criticas de estas prácticas por cuerpos de las Naciones Unidas, Israel no ha realizado cambios institucionales para prevenir las violaciones de Derechos Humanos contra los prisioneros políticos palestinos y detenidos12. En un intento para contrarrestar la falta de voluntad de Israel a cambiar sus políticas y su negación a responsabilizarse en las incontables violaciones de Derechos Humanos, medidas alternativas como evitar la participación de compañías como G4S prueban ser uno de los pocos y últimos pasos efectivos hacia presionar a Israel para que cumpla las leyes internacionales. Ya va siendo hora de romper las cadenas de la complicidad internacional.

Asociación de Apoyo a los Prisioneros de Addameer y los Derechos Humanos

Sahar Francis
Director General

Asociación de Derechos Humanos de Addameer

Khalil Abu Shammala

Director General

Comité Nacional Palestino de Boicot, Desinversión y Sanciones

Ismat Quzma
Coordinador

Centro para los Derechos Humanos Al Mezan

Issam Younis

Director General

Centro de Recursos para los Derechos de Residentes y Refugiados Palestinos Badil

Najwa Darwish

Director General

Grupo Internacional de Defensa de la infancia

Seccional Palestina
Rifat Kassis
Director General

Centro para la Democracia y los Derechos Humanos Ensan

Shawqi Issa
Director General

Centro para la defensa de las libertades y los derechos civiles Hurryyat

Helmi Al-araj
Director General

Centro para la asesoría legal y los derechos Humanos de Jerusalen

Issam Aruri
Director General

Centro para el estudio de los derechos Humanos de Ramallah

Iyad Barghouti
Director General

Red de organizaciones no gubernamentales palestinas

Allam Jarrar
Miembro del Comité Directivo

Centro para la asesoría legal y asesoramiento a mujeres

Maha Abu Dayyeh
Director General

Adameer aaldameer  Mezan

Badil DCI Ensan Hurryyat

JLAC PCHRS wclac2 wclac2 

1 Escrito el 17 de Abril del 2012. Original en: http://www.bdsmovement.net/2012/prisoners-day-g4s-call-8887#.T7L8qGOYFO0

5 El artículo 77 de la Cuarta Convención de Ginebra prohibe la transferencia de prisioneros de un territorio ocupado al pais ocupante.

8 Ibid.

12 Observaciones finales del comité para la eliminación de la discriminación racial, Israel, CERD/C/ISR/CO/14-16, 9. Marzo 2012; Observaciones finales del Comité de Derechos Humanos, Israel CCPR/C/ISR/CO/3; Observaciones finales del Comité de la ONU contra la tortura, Israel, CAT/C/ISR/CO/4,14 May 2009; Mirar: “Declaración de Robert Serry , Coordinador especial para el proceso de paz de Oriente Medio de la ONU encargado del tema de prisioneros palestinos, 10 Febrero 2012; “Declaración del relator especial de las Naciones Unidas sobre la situación de los derecnos humanos en los territorios palestinos ocupados desde 1967,” 20 Febrero 2012.