Escritores desde Palestina piden a Panamericana terminar contrato con G4S

13 sep CI.- Con una carta dirigida a la librería y papelería Panamericana, la Unión General de Escritores Palestinos manifestó la necesidad de cancelar los contratos que la famosa librería colombiana tiene con la empresa de seguridad G4S. El conjunto de violaciones a los derechos humanos y el derecho internacional, realizado por Israel contra el Estado de Palestina, en complicidad con G4S, ahora compromete a Panamericana.

Carta abierta a Panamericana

Llama nuestra atención que Panamericana, la cadena de librerías más grande de Colombia, actualmente contrata los servicios de G4S, la empresa de seguridad privada más grande del mundo. Dado que G4S, a través de su filial israelí, está intrincadamente involucrada en las violaciones de los derechos humanos y el derecho internacional cometidas por Israel, la Unión General de Escritores Palestinos solicita a Panamericana cancelar sus contratos con G4S.

G4S brinda servicios al sistema penitenciario de Israel, donde los presos políticos palestinos y niños presos son sometidos regularmente a tortura y maltrato. G4S también proporciona equipos y servicios a los controles militares israelíes y a asentamientos ilegales en el territorio palestino ocupado.

Muchos presos políticos palestinos están actualmente iniciando una huelga de hambre para protestar por las injusticias, sentencias arbitrarias y humillaciones diarias cometidas por Israel. Las declaraciones emitidas por los presos llaman específicamente a la intensificación de la campaña, ya impactante, contra G4S.

En 2012, el entonces Relator Especial de la ONU de la situación de los derechos humanos en el territorio palestino ocupado, el profesor Richard Falk, llamó a boicotear a G4S y a otras multinacionales que “se están beneficiando del sistema de los asentamientos israelíes”.

La sociedad civil palestina ha llamado a boicotear a G4S y ha hecho campaña con éxito, logrando que G4S haya perdido contratos de millones de dólares con sindicatos, bancos, organizaciones benéficas, iglesias, universidades, agencias de la ONU y diferentes organismos públicos. En Colombia, hace unos meses, Crepes y Waffles también puso fin a un contrato con G4S después de la presión de BDS. Ahora es el momento de Panamericana.

La Unión General de Escritores Palestinos, como parte del Comité Nacional Palestino de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), la coalición más grande de la sociedad civil palestina que lidera el movimiento global de BDS por la libertad, la justicia y la igualdad palestina, acoge con gusto los llamados de organizaciones de la sociedad civil colombiana dirigidos a Panamericana para que finalice sus contratos con G4S.

BDS es una manera no violenta de presionar a Israel a respetar el derecho internacional y los derechos humanos de las palestinas y los palestinos. Inspirado en los esfuerzos de solidaridad internacional que ayudaron a los y las sudafricanos a acabar con el apartheid en la década de los años noventa, las y los palestinos están hoy pidiendo al mundo que les ayuden a lograr sus derechos bajo el derecho internacional, en particular nuestro derecho inalienable a la autodeterminación.

Algunos de los autores de los libros que están en las repisas de Panamericana, como John Berger, Arundhati Roy, Angela Davis, Naomi Klein, Junot Díaz, junto con muchos otros escritores y artistas de todo el mundo, apoyan el llamado palestino al BDS. Ellos creen, como nosotros, que hay que poner fin a cualquier complicidad con las violaciones de los derechos humanos cometidas por Israel, y esto incluye la contratación con empresas que se lucran de tales violaciones, como lo hace G4S.

Fuera del mercado israelí, G4S está implicada en numerosas violaciones de los derechos humanos y de los derechos laborales en todo el mundo, que incluye asegurar el muro de la frontera entre Estados Unidos y México, criminalizando y deportando a inmigrantes, y ejecutando prácticas abusivas y negligentes en centros de detención en Reino Unido, Estados Unidos, Sudáfrica y Australia.

Esperamos que Panamericana decida posicionarse al lado de los derechos humanos y la justicia, y no colaborar con una empresa que se lucra de violaciones contra pueblos de todo el mundo.

No contratar con G4S es un deber ético para cualquiera que crea que un mundo más justo y pacífico. ¡Le instamos a cancelar sus contratos con G4S!

Respetuosamente,

Unión General de Escritores Palestinos

Video: La solidaridad con Palestina llega a la papelería Panamericana

IMG_0729

3 sep CI.- El pasado 30 de agosto, el colectivo Boicot Desinversiones y Sanciones -BDS Colombia- hizo una acción teatral directa frente a la librería y papelería Panamericana. Allí, en pleno centro de Bogotá, la actividad artística tuvo el objetivo de invitar a las personas para firmar una petición que logre eliminar el contrato que tiene esta papelería con la empresa de seguridad G4S; una petición que reclama a la solidaridad desde las empresas para la defensa de los derechos humanos.

Campaña internacional

La campaña contra G4S y sus contratos en Colombia, hace parte de una estrategia global contra esta empresa que fue promovida por el movimiento BDS en 2012 cuando hubo una huelga de hambre histórica dentro de las cárceles israelíes por los presos palestinos, víctimas del apartheid y la violación sistemática de los derechos humanos.

El sistema carcelario en Israel mantiene a miles de palestinos privados de la libertad sin ningún tipo de proceso judicial o llamado de detención administrativa. Entre ellos hay cientos de niños encarcelados y procesados en el sistema penal militar, la mayoría por el delito de tirar una piedra. En este modelo penitenciario, la empresa G4S presta los bienes y servicios.

G4S en Colombia

En 2014 la campaña BDS en Colombia respondió a este llamado del comité nacional de hacer una campaña contra G4S y encontraron muchos negocios de diferentes escalas que tienen contratos con G4S, entre ellos: la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales -DIAN-, la Óptica Alemana, Surtiaves de la 22, Claro, Banco Pichincha, Panamericana, Deprisa, RCN, Bogotá Beer Company, Banco Caja Social, Totto, Ferricentro, Mc. Donalds, Havana Casino y Crepes & Waffles.

Para entonces, la campaña dirigió cartas a estas empresas donde contó que hace G4S en Palestina y les pidió que dejaran de contratar con esta empresa. Ninguna empresa respondió en aquel momento por lo cual se decidió aumentar la presión.

Victoria en Crepes & Waffles

En 2015, BDS eligió a la cadena de restaurantes Crepes & Waffles para una campaña más intensa, ya que ese establecimiento comercial se destaca por su política de responsabilidad social empresarial y. era probable que no quisiera tener una empresa de seguridad cómplice en las violaciones de derechos humanos.

A través de una petición online y plantones frente los diferentes locales de Crepes & Waffles, donde los clientes mismos entregaron las peticiones a las administradoras del local, lograron un diálogo con los gerentes de la empresa.

Crepes & Waffles dijo a BDS Colombia que dejaría de contratar con la empresa G4S. Según la administración las razones son ajenas a las presiones, argumentaron “necesidades empresariales” que no tenían nada que ver con la campaña de BDS, no obstante, se ve como una victoria para el pueblo palestino.

Librería y papelería Panamericana

Al igual que en el caso anterior, lograr que Panamericana cancele su contrato con G4S, evidenciará su papel protagónico con el progreso de Colombia; en este caso particular, para la defensa de los derechos humanos. Una respuesta coherente a su misión y visión empresarial.

Ver el artículo original en el portal de noticias Colombia Informa

Solidaridad con Palestina en concierto de filarmónica de Israel

IMG_6295

23 ago. CI.- El jueves 11 de agosto se presentó en en el teatro Julio Mario Santo Domingo de Bogotá la Orquesta Filarmónica de Israel (OFI) como la “embajadora musical de Israel”. Atendiendo al llamado del pueblo de Palestina por el boicot cultural, durante el evento varias personas se solidarizaron para compartir volantes con información sobre la OFI, la función que cumple y el boicot cultural en contra de las acciones que distraen las políticas de apartheid israelí hacia Palestina.

Durante el evento

El colectivo Boicot Desinversiones y Sanciones -BDS Colombia- hizo presencia para invitar a quienes ingresaban al teatro Santo Domingo para boicotear a la OFI, con la intención de politizar un evento inherentemente político, que incomodó a quienes intentaron ignorar las implicaciones y el impacto de su presencia como asistentes al concierto.

Al llegar al lugar el entorno estuvo altamente militarizado, hubo presencia de la Policía, del Ejército y de agentes de seguridad privada de particulares y del teatro. Luego de ingresar y entregar algunos volantes en cuestión de minutos, sacaron de las instalaciones a las personas manifestantes. Aun así se continuó la tarea en las afueras y muchos recibieron los volantes que, para luego, fueron motivo de escándalo al ver su contenido. Se vio entrar al alcalde Enrique Peñalosa, quien también recibió el volante informativo, el Presidente Juan Manuel Santos y el expresidente César Gaviria.

El boicot cultural

En el 2004, la Campaña Palestina por el Boicot Académico y Cultural a Israel (PACBI, por sus siglas en inglés), dirigida por la sociedad civil palestina, hizo un llamado a boicotear todo evento cultural y académico liderado o financiado por el Estado o instituciones israelíes que no se enmarque en una lógica de “corresistencia”, es decir, que no denuncie el régimen de apartheid y la ocupación a Palestina.

Según Isabel, integrante de BDS, “La respuesta de nuestros gobiernos ante la violación de los derechos de los palestinos y el derecho internacional ha sido nula, por lo que el boicot es una herramienta de la sociedad civil para remediar esa inacción; en Colombia y en todo el mundo continuaremos utilizándola hasta que Israel cumpla con sus obligaciones bajo el derecho internacional y reconozca los derechos inalienables del pueblo palestino”.

Cómo ocultar un genocidio

La cultura es de las pocas, si no la única herramienta de Israel para lograr algún tipo de legitimidad ante la comunidad internacional, ya que es claro que sus acciones están en completa violación del derecho internacional; la OFI constituye, entonces, parte de la campaña de propaganda y lavado de imagen de este Estado, un imperativo que no carece de financiamiento y apoyo gubernamental.

Es conocido que Israel es uno de los Estados sobresalientes para la ocupación territorial armada, pero aun así se autodenomina, desde el medio oriente, como “el único Estado democrático de la región”.

 

Carta de solidaridad con los campesinos, indígenas y afrodescendientes de Colombia

23 de junio del 2016

La Unión de Comités del Trabajo Agrario, UAWC (por sus siglas en inglés), organización campesina palestina, expresa su apoyo y fuerte solidaridad con los pueblos colombianos, especialmente con sus pueblos rurales, indígenas y afrodescendientes que están luchando contra las políticas neoliberales y sus impactos en sus vidas y medios de producción, para proteger sus derechos fundamentales a una soberanía real, justicia e igualdad, por lo que miles de colombianos se han movilizado en la Minga Agraria, Campesina, Étnica y Popular.

La UAWC respalda fuertemente el paro agrario colombiano y las movilizaciones populares que en Colombia se levantan en la actualidad en contra de la desigualdad ante la tenencia de la tierra y de los decretos de privatización, para que el gobierno cumpla con los acuerdos logrados en paros anteriores y para que no responda a la movilización popular con brutalidad y no reprima a los manifestantes con la fuerza.

¡La UAWC también sabe que el pueblo colombiano no está solo y que las políticas opresivas contra los campesinos y los defensores de los derechos humanos han aumentado no solamente en Colombia, sino en todo el mundo!

Por lo tanto, la UAWC enfáticamente condena la respuesta represiva contra el derecho a la protesta, en especial el uso excesivo de la fuerza y la violencia por parte del gobierno colombiano, y hace un llamado a la comunidad internacional para que lo presione y deje de violar los derechos de los campesinos, dé garantías para que el pueblo colombiano ejerza sus derechos básicos en su propio país y obtenga soberanía sobre su territorio y sus recursos.

La UAWC pide una pronta respuesta a este caso.

En solidaridad,

La UAWC

Ver la versión original de la carta en inglés.

Palestinos se solidarizaron con el paro agrario colombiano

solidaridad con la minga

Miembros de la organización palestina Coalición Palestina por la Tierra se solidarizaron con el paro agrario colombiano. ¡Nuestra solidaridad no conoce fronteras!

Académicos y organizaciones sociales rechazaron el apartheid israelí contra Palestina

13072653_1748850438694426_5798282833300523988_oPor Colombia Informa

Con la participación de activistas del Movimiento Boicot, Desinversiones y Sanciones -BDS- provenientes de Sudáfrica, Palestina y Brasil, se desarrolló la semana contra el apartheid israelí. Como gran conclusión, quedó la tarea de unir las luchas para resistir a la represión. Seguir leyendo

Carta abierta a congresistas y magistrados constitucionales de Colombia

La organizaciones de la sociedad civil palestina y de los distintos países que abajo firmamos, manifestamos que nos preocupa la ratificación del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia e Israel y respetuosamente llamamos a los legisladores del Congreso de Colombia y a los magistrados de la Corte Constitucional colombiana a que tengan en cuenta las siguientes razones a la hora de debatir el TLC en Congreso y discutir su constitucionalidad:

1.    Israel ha violado sistemáticamente y gravemente resoluciones de la ONU y leyes internacionales humanitarias y pertinentes a los derechos humanos, socavando el derecho del pueblo palestino a la autodeterminación. Está ocupando y anexando ilegalmente los Territorios Palestinos tomados en la guerra de 1967, por medio de la legislación y la fuerza armada; mientras que sigue expandiendo sus asentamientos ilegales y construyendo el Muro en el territorio ocupado de Cisjordania, el cual fue declarado ilegal por la Corte Internacional de Justicia (CIJ). Por otra parte, desde 1948, Israel ha negado a los refugiados palestinos el derecho de regresar a sus casas y propiedades como requiere el derecho internacional y se afirma en la resolución de la ONU 194. La ratificación del TLC Israel-Colombia daría legitimidad a esta situación ilegal.

Seguir leyendo