Solidaridad con Palestina en concierto de filarmónica de Israel

IMG_6295

23 ago. CI.- El jueves 11 de agosto se presentó en en el teatro Julio Mario Santo Domingo de Bogotá la Orquesta Filarmónica de Israel (OFI) como la “embajadora musical de Israel”. Atendiendo al llamado del pueblo de Palestina por el boicot cultural, durante el evento varias personas se solidarizaron para compartir volantes con información sobre la OFI, la función que cumple y el boicot cultural en contra de las acciones que distraen las políticas de apartheid israelí hacia Palestina.

Durante el evento

El colectivo Boicot Desinversiones y Sanciones -BDS Colombia- hizo presencia para invitar a quienes ingresaban al teatro Santo Domingo para boicotear a la OFI, con la intención de politizar un evento inherentemente político, que incomodó a quienes intentaron ignorar las implicaciones y el impacto de su presencia como asistentes al concierto.

Al llegar al lugar el entorno estuvo altamente militarizado, hubo presencia de la Policía, del Ejército y de agentes de seguridad privada de particulares y del teatro. Luego de ingresar y entregar algunos volantes en cuestión de minutos, sacaron de las instalaciones a las personas manifestantes. Aun así se continuó la tarea en las afueras y muchos recibieron los volantes que, para luego, fueron motivo de escándalo al ver su contenido. Se vio entrar al alcalde Enrique Peñalosa, quien también recibió el volante informativo, el Presidente Juan Manuel Santos y el expresidente César Gaviria.

El boicot cultural

En el 2004, la Campaña Palestina por el Boicot Académico y Cultural a Israel (PACBI, por sus siglas en inglés), dirigida por la sociedad civil palestina, hizo un llamado a boicotear todo evento cultural y académico liderado o financiado por el Estado o instituciones israelíes que no se enmarque en una lógica de “corresistencia”, es decir, que no denuncie el régimen de apartheid y la ocupación a Palestina.

Según Isabel, integrante de BDS, “La respuesta de nuestros gobiernos ante la violación de los derechos de los palestinos y el derecho internacional ha sido nula, por lo que el boicot es una herramienta de la sociedad civil para remediar esa inacción; en Colombia y en todo el mundo continuaremos utilizándola hasta que Israel cumpla con sus obligaciones bajo el derecho internacional y reconozca los derechos inalienables del pueblo palestino”.

Cómo ocultar un genocidio

La cultura es de las pocas, si no la única herramienta de Israel para lograr algún tipo de legitimidad ante la comunidad internacional, ya que es claro que sus acciones están en completa violación del derecho internacional; la OFI constituye, entonces, parte de la campaña de propaganda y lavado de imagen de este Estado, un imperativo que no carece de financiamiento y apoyo gubernamental.

Es conocido que Israel es uno de los Estados sobresalientes para la ocupación territorial armada, pero aun así se autodenomina, desde el medio oriente, como “el único Estado democrático de la región”.

 

Carta de solidaridad con los campesinos, indígenas y afrodescendientes de Colombia

23 de junio del 2016

La Unión de Comités del Trabajo Agrario, UAWC (por sus siglas en inglés), organización campesina palestina, expresa su apoyo y fuerte solidaridad con los pueblos colombianos, especialmente con sus pueblos rurales, indígenas y afrodescendientes que están luchando contra las políticas neoliberales y sus impactos en sus vidas y medios de producción, para proteger sus derechos fundamentales a una soberanía real, justicia e igualdad, por lo que miles de colombianos se han movilizado en la Minga Agraria, Campesina, Étnica y Popular.

La UAWC respalda fuertemente el paro agrario colombiano y las movilizaciones populares que en Colombia se levantan en la actualidad en contra de la desigualdad ante la tenencia de la tierra y de los decretos de privatización, para que el gobierno cumpla con los acuerdos logrados en paros anteriores y para que no responda a la movilización popular con brutalidad y no reprima a los manifestantes con la fuerza.

¡La UAWC también sabe que el pueblo colombiano no está solo y que las políticas opresivas contra los campesinos y los defensores de los derechos humanos han aumentado no solamente en Colombia, sino en todo el mundo!

Por lo tanto, la UAWC enfáticamente condena la respuesta represiva contra el derecho a la protesta, en especial el uso excesivo de la fuerza y la violencia por parte del gobierno colombiano, y hace un llamado a la comunidad internacional para que lo presione y deje de violar los derechos de los campesinos, dé garantías para que el pueblo colombiano ejerza sus derechos básicos en su propio país y obtenga soberanía sobre su territorio y sus recursos.

La UAWC pide una pronta respuesta a este caso.

En solidaridad,

La UAWC

Ver la versión original de la carta en inglés.

Palestinos se solidarizaron con el paro agrario colombiano

solidaridad con la minga

Miembros de la organización palestina Coalición Palestina por la Tierra se solidarizaron con el paro agrario colombiano. ¡Nuestra solidaridad no conoce fronteras!

Académicos y organizaciones sociales rechazaron el apartheid israelí contra Palestina

13072653_1748850438694426_5798282833300523988_oPor Colombia Informa

Con la participación de activistas del Movimiento Boicot, Desinversiones y Sanciones -BDS- provenientes de Sudáfrica, Palestina y Brasil, se desarrolló la semana contra el apartheid israelí. Como gran conclusión, quedó la tarea de unir las luchas para resistir a la represión. Seguir leyendo

Carta abierta a congresistas y magistrados constitucionales de Colombia

La organizaciones de la sociedad civil palestina y de los distintos países que abajo firmamos, manifestamos que nos preocupa la ratificación del Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Colombia e Israel y respetuosamente llamamos a los legisladores del Congreso de Colombia y a los magistrados de la Corte Constitucional colombiana a que tengan en cuenta las siguientes razones a la hora de debatir el TLC en Congreso y discutir su constitucionalidad:

1.    Israel ha violado sistemáticamente y gravemente resoluciones de la ONU y leyes internacionales humanitarias y pertinentes a los derechos humanos, socavando el derecho del pueblo palestino a la autodeterminación. Está ocupando y anexando ilegalmente los Territorios Palestinos tomados en la guerra de 1967, por medio de la legislación y la fuerza armada; mientras que sigue expandiendo sus asentamientos ilegales y construyendo el Muro en el territorio ocupado de Cisjordania, el cual fue declarado ilegal por la Corte Internacional de Justicia (CIJ). Por otra parte, desde 1948, Israel ha negado a los refugiados palestinos el derecho de regresar a sus casas y propiedades como requiere el derecho internacional y se afirma en la resolución de la ONU 194. La ratificación del TLC Israel-Colombia daría legitimidad a esta situación ilegal.

Seguir leyendo

El apartheid israelí visto desde Sudáfrica

Para Kwara Kekana, en Israel se reviven aspectos que vivieron los negros sudafricanos: detenciones arbitrarias, demolición de casas, formación de bantustanes, entre otras.

Por: Daniel Salgar Antolínez para El Espectador

El “apartheid israelí” visto desde Sudáfrica

Kwara Kekana es una joven sudafricana, portavoz de Boycott Divestment and Sanctions (BDS) en su país y miembro de su mesa directiva. El BDS es un movimiento que impulsa un boicot global contra Israel. Kwara está en Colombia, en la “Semana contra el Apartheid Israelí”, y habla sobre su visión del conflicto entre Israel y Palestina.

Más de 200 eventos en Sudáfrica en la Semana contra el “Apartheid” Israelí. ¿Por qué tanto movimiento allá?

Los eventos contra el apartheid israelí comenzaron en las universidades de Canadá hace 12 años. En Sudáfrica, hace seis o siete. Era una campaña para mostrar preocupación por la lucha de los palestinos por su derecho a la autodeterminación. Esa preocupación creció. Mucha gente quiso involucrarse. Esto sucede por la experiencia de la solidaridad internacional con los sudafricanos durante nuestro apartheid. Ahora la campaña es una de las más grandes del mundo.

Hay similitudes y grandes diferencias entre el conflicto sudafricano y el palestino-israelí. ¿Cuáles son?

Cuando decimos que hay un régimen de apartheid en Israel, no lo vemos como un caso igual al sudafricano, sino como un caso de apartheid frente a la ley internacional. Sudáfrica es un caso de estudio. Hay varias similitudes. Por ejemplo, lo que nosotros llamábamos detenciones sin juicio serían las detenciones administrativas que son comunes en Israel. Otro ejemplo es el de los presos políticos.

También hay similitud en las prácticas para aislar a Israel. Ese es el compromiso del BDS. El movimiento de liberación nacional de Sudáfrica también tenía aspectos de boicot, desinversión y sanciones en lo académico, en lo cultural, en lo deportivo, en lo militar… Son tácticas similares que se aplican para presionar a un estado a que cumpla la ley internacional.

¿En qué consisten esas tácticas?

Hablemos de las campañas de aislamiento en Sudáfrica. En 1959, el Movimiento Nacional de Liberación llamó a una campaña de aislamiento con cuatro principios: lucha armada, movilización masiva, movimientos de resistencia interna y solidaridad internacional. Por dar otro ejemplo, con esto en 1970 Sudáfrica estaba excluida de casi todos los eventos deportivos. Se le exigía seleccionar a los atletas con base en el mérito, no en el color de la piel. Hacia 1980, instituciones académicas internas manifestaban su rechazo a las políticas de apartheid.

¿Cuáles son los principales logros del BDS contra Israel?

A nivel global, el BDS se ha vuelto mainstream. El gobierno israelí cambió la responsabilidad del BDS del Ministerio de Relaciones Exteriores al de Asuntos Estratégicos, el cual trata asuntos como el pacto nuclear con Irán y las relaciones diplomáticas con EE. UU. Así que han elevado la campaña de BDS al nivel de una amenaza nuclear. Eso es para nosotros una indicación del fortalecimiento del movimiento.

Decimos que las compañías no pueden seguir ganando a partir del sufrimiento de otras personas. La salida de la compañía de seguridad G4S del mercado israelí es una de las más grandes victorias. Esa empresa proveía sistemas de seguridad para las cárceles, los asentamientos ilegales y los puestos de control militar israelíes. Decidió salir por presión del BDS. Como éste, hay otros logros relevantes.

¿Qué han logrado en Sudáfrica?

Lo más importante es que el partido gobernante resolvió en 2014 que sus representantes no pueden viajar a Israel. Hay una prohibición. También se han identificado compañías que obtienen ganancias a partir de la ocupación israelí, como G4S, Caterpillar y Cape Gate, las cuales son excluidas de los negocios con el Gobierno.

Colombia está en proceso de consolidar un TLC con Israel. ¿Qué mensaje trae al respecto?

Acabamos de publicar una carta firmada por más de 100 organizaciones que dicen que eso no debe suceder. Tanto apoyo es importante para presionar al Gobierno a que no lo haga. No hacer negocios con Israel es una forma de desaprobar las violaciones a la ley internacional por parte de ese país. Se trata también de no apoyar compañías que se lucran con la ocupación ilegal. Es una manera seria de expresar solidaridad con los palestinos.

Como sudafricana, ¿cree que hay racismo en Israel?

El régimen israelí es racista contra los palestinos. Si uno mira las definiciones de la ONU sobre apartheid, encuentra que se trata de opresión de un grupo racial sobre otro. Una definición más amplia incluye elementos de etnicidad, raza, religión, nacionalidad, entre otros. El régimen israelí usa la religión para oprimir. Esa es una forma de racismo. La necesidad de establecer un Estado judío, a costa de su propia población no judía, es problemática y racista.

Algunas características clásicas del apartheid sudafricano se repiten en Israel. Ya lo dije, arrestos arbitrarios, pero también demolición de casas, construcción de asentamientos judíos ilegales, restricciones al movimiento a través de check points, imposición de toques de queda. Medidas muy similares a las impuestas a los negros sudafricanos. Los negros tenían que registrarse para pasar de unas zonas a otras. Si estaban en determinada zona sin permiso, podían ser arrestados, en su propio país. Los sudafricanos también fueron relegados a bantustanes: 87 % del territorio fue entregado a la minoría blanca y 13 % a la mayoría negra. Esta última era una tierra no fértil, y aun así hoy la población negra sigue viviendo en ella. En el posapartheid sudafricano, tenemos aún mucho camino por delante. En el israelí tenemos más.

Ver el artículo en El Espectador

BDS Colombia convoca a rueda de prensa para lanzar carta de más de 100 organizaciones internacionales contra el TLC Israel-Colombia

El documento está firmado por organizaciones palestinas, europeas, estadounidenses, israelíes y latinoamericanas. Pide que no se ratifique el TLC hasta que Israel cumpla con sus obligaciones legales internacionales.

El próximo viernes 22 de abril, a partir de las 3:00 de la tarde, la campaña global Boicot, Desinversión y Sanciones, BDS, en Colombia, realizará en el auditorio Sabio Caldas de la Universidad Distrital Francisco José de Caldas (carrera 8ª N° 40-62) una rueda de prensa en la que se presentará una carta firmada por más de 100 organizaciones del mundo (30 palestinas, 40 europeas, 20 de Estados Unidos, dos de Israel y otras más latinoamericanas), en la que se le escribe a los congresistas y a los magistrados constitucionalistas de Colombia para “que detengan la ratificación del Tratado de Libre Comercio entre Colombia e Israel, hasta que Israel cumpla con sus obligaciones legales internacionales”.

Afiche

Este documento tiene una significativa importancia, porque en las últimas semanas se desarrollan en el Congreso de la República las discusiones para ratificar este tratado.

En esta rueda de prensa estarán tres representantes internacionales de BDS, la sudafricana Kwara Kekana, portavoz de BDS Sudáfrica; el palestino Mahmoud Nawajaa, Coordinador General del Comité Nacional del Movimiento BDS (BNC), y el brasileño Pedro Charbel, Coordinador de Campañas para América Latina del BNC.

Kekana es miembro de la mesa directiva de BDS Sudáfrica y del South Africa Open Government Partnership como representante de la sociedad civil. Está certificada en mediación, resolución de conflictos y diplomacia por la Academia Diplomática del gobierno sudafricano, tiene un grado en Economía de la Universidad de Pretoria (Sudáfrica) y hoy estudia Sociología y desarrollo en la Universidad de Sudáfrica.

Por su parte, Nawajaa es activista de derechos humanos y organizador de movimientos de juventud; fue director ejecutivo de campañas de la organización Stop The Wall (Paren el muro) y tiene una Maestría en Estudios Regionales de la Universidad de Al Quds (Jerusalém). Antes de trabajar con el BNC fue gestor del Instituto de Desarrollo de la Salud y Políticas de Información.

Por último, Charbel fue miembro-fundador y coordinador de la ONG Red Educacional por los Derechos Humanos en Palestina\Israel (FFIPP) y fue observador internacional en Cisjordania con el Programa Ecuménico de Acompañamiento en Palestina e Israel (EAPPI). Es investigador de la Universidad de Sao Paulo, donde desarrolla su  maestría en Sociología sobre migración, asilo y habitación. Se graduó en Relaciones Internacionales en esta misma universidad.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.757 seguidores